Autismo

Dentro de las discapacidades Cognitivas se encuentra el Autismo, que es un permanente y profundo trastorno del desarrollo. El siquiatra suizo Eugene Bleuler utilizó por primera vez el termino de Autista en 1, 912; siendo el doctor austriaco Leo Kanner quien definió el Autismo al clasificarlo en 1,943. La palabra Autismo se origina del griego auto-de autós, “propio, uno mismo” (sobre entendido como AISLAMIENTO). El Autismo, por sus características psico-patológicas forma parte de la categoría de las "alteraciones específicas del desarrollo psico-mental".

Las manifestaciones del Autismo pueden ser apreciadas claramente hacia los 4 años de edad, pero si se es meticuloso, los síntomas podrían apreciarse desde los 18 meses. En muchos casos el bebé Autista presentará “regresiones”, que se refieren a la perdida de habilidades ya aprendidas, como por ejemplo el habla o el intercambio de una sonrisa. Los padres que observen las referidas regresiones o que el infante no balbucee y no interactué al despedirse agitando su mano hacia los 12 meses, deben acudir a un pediatra. Se advierte que el Autismo se puede confundir con otros trastornos o discapacidades (retraso mental, hipoacusia, epilepsia, Síndrome de Down, trastorno de Asperger, trastorno de Rett). Desde el punto de vista psicológico se dice que son "border", es decir, fronterizos.

En edad más avanzada se puede observar en un niño Autista: acentuada falta de reconocimiento de la existencia o de los sentimientos de los demás. Ausencia de búsqueda de consuelo en momentos de aflicción. Ausencia de capacidad de imitación. Ausencia de juego social. Ausencia de vías de comunicación adecuadas. Marcada anormalidad en la comunicación no verbal. Ausencia de actividad imaginativa, como jugar a ser adulto. Marcada anomalía en la emisión del lenguaje con afectación. Anomalía en la forma y contenido del lenguaje. Movimientos corporales estereotipados. Preocupación persistente por parte de objetos. Intensa aflicción por cambios en aspectos insignificantes del entorno. Insistencia irrazonable en seguir rutinas con todos sus detalles. Limitación marcada de intereses, con concentración en un interés particular. 

En la etapa adulta los trastornos del Autismo son similares a los de individuos con retardado mental, ya que el funcionamiento del autismo adolescente o adulto dependerá de factores como: Lenguaje: factores determinantes para manifestar sus necesidades.

Hábitos de autoayuda: pretende llevar una vida independiente, debe saberse capaz de ayudarse a sí mismo en normas de higiene personal, alimentación, vestimenta. Puede abastecerse solo si es educado desde pequeño, lleva mucho tiempo en entrenarse y resulta una tarea muy difícil. Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las estereotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos o el balanceo constante del cuerpo).

Causas

El autismo es un trastorno físico ligado a una biología y química anormales en el cerebro, cuyas causas exactas se desconocen. Probablemente haya una combinación de factores que llevan al autismo.

Algunas teorías son: 1. Las relaciones del niño autista y su entorno y medio social. Se dice que el autista es así porque no ha recibido afectividad cuando era pequeño. Que ha tenido padres distantes, fríos, demasiado intelectuales. 2. Deficiencias y anormalidades cognitivas. Parece existir alguna base neurológica aunque no está demostrada. 3. Ciertos procesos bioquímicos básicos. Se ha encontrado un exceso de secreción de Serotonina en las plaquetas de los autistas.

Otras causas de las que se sospecha:

Dieta
Cambios en el tubo digestivo
Intoxicación con mercurio
Incapacidad del cuerpo para utilizar apropiadamente las vitaminas y los minerales
Sensibilidad a vacunas

Algunas personas creen que la pequeña cantidad de mercurio (llamada timerosal) que es un conservante común en vacunas multidosis causa autismo o trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA). Sin embargo, los estudios no han mostrado que este riesgo sea cierto.

Diagnostico del Síndrome Autista

Para diagnosticar el autismo deben manifestarse un conjunto de trastornos (síntomas) relacionados con la comunicación, la socialización y la conducta (biológico – psicológico – social). Tanto los criterios del DSM IV (American Psychiatric Association, 1994) como los del ICD 10 para el trastorno autístico se sustentan en esta concepción del autismo.

Tratamiento
El Autismo no tiene cura. La intervención temprana, apropiada e intensiva mejora en gran medida el resultado final de la mayoría de los niños pequeños con autismo. La mayoría de los programas se basarán en los intereses del niño en un programa de actividades constructivas altamente estructurado. Las ayudas visuales con frecuencia son útiles. El tratamiento es más exitoso cuando apunta hacia las necesidades particulares del niño. Un especialista o un equipo con experiencia deben diseñar el programa individualizado para el niño.

Se dispone de varias terapias efectivas, como: Análisis del comportamiento aplicado (ABA, por sus siglas en inglés); Medicamentos; Terapia ocupacional; Fisioterapia; Terapia del lenguaje y del habla; Dietas alimenticias; Igualmente, la integración sensorial y la terapia de la visión son comunes, pero hay pocas investigaciones que apoyen su efectividad. El mejor plan de tratamiento puede utilizar una combinación de técnicas.

En la actualidad el tratamiento preferido está basado en el análisis conductual aplicado (Applied Behavior Analysis o ABA), puesto que estudios científicos e independientes han demostrado su utilidad para elevar el nivel de funcionamiento de los niños con comportamientos autistas. Se cree que un inicio temprano de la terapia y la intensidad del mismo mejora las probabilidades de aumentar el nivel de funcionamiento.

Artículo investigado y redactado por:

This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Lo escrito en este artículo no debe utilizarse como prescripción médica o tratamiento de alguna condición y/o enfermedad. Ante cualquier duda se debe consultarse a un médico colegiado.

ASODISPRO

Personas Productivas con Discapacidad

A la Memoria de Felix David Pernilla Chavez

© 2017 ASODISPRO. All Rights Reserved