Hemiplejía

Según la Real Academia Española:

hemiplejia o hemiplejía. (Del gr. ?µ?p????a). 1. f. Med. Parálisis de todo un lado del cuerpo.

La hemiplejía es un trastorno motor, donde la mitad del cuerpo queda paralizada. Generalmente este problema es resultado de un accidente cerebro-vascular, pero también puede estar ocasionado por patologías en los hemisferios cerebrales o en la espina dorsal.

Según la parte del cerebro que sea afectada, las lesiones anulan el movimiento y la sensibilidad de la mitad opuesta del cuerpo. Dependiendo del hemisferio cerebral afectado, además de la parálisis, se ven disminuidas otras funciones, como la audición, visión, el habla y también la capacidad de razonamiento. Esta enfermedad puede afectar a personas de ambos sexos, a cualquier edad, pero es más frecuente en los ancianos.

La causa más común es el accidente cerebro-vascular (trombosis arterial, o hemorragia cerebral), que interrumpe el flujo sanguíneo en una región del cerebro, lo cual produce la necrosis o muerte del tejido cerebral correspondiente a la zona afectada. Una hemiplejia cuyo desarrollo es paulatino, puede indicar la presencia de un tumor cerebral, pues ejerce una presión gradual en el hemisferio cerebral donde se desarrolla, impidiendo su función. Esta lesión puede ser ocasionada por meningitis, convulsiones graves, que provoquen dificultades respiratorias, o por traumatismo de cráneo.

Tratamiento de la Hemiplejia

La sintomatología comprende una parálisis muscular, ocasionada por la incapacidad de controlar ciertos músculos, de la zona destruida del cerebro, aunque no estén dañados, se vuelven rígidos y pueden atrofiarse por la falta de uso. Esto es lo que ocasiona la rigidez característica, llamada espasticidad. La enfermedad afecta principalmente a los músculos voluntarios que a los involuntarios.

En esta condición se distinguen tres fases en su evolución:

Fase de ictus: o apoplético. Fase de estabilización: sucede a la fase de ictus, el paciente presenta confusión mental, temporal y espacial, y puede presentar afasia, sobre todo si la lesión es en el hemisferio izquierdo del encéfalo (en personas que son diestras, pues los zurdos tienen los hemisferios invertidos).

La duración de las dos primeras fases, oscila entre 7 y 15 días.

Fase de recuperación: es aquella en la que el paciente progresa hacia una mejoría relativa, de acuerdo al causante de la hemiplejia.

Las fases de estabilización y recuperación de la enfermedad son similares: Estadío de ictus o coma. Estadío de hemiplejia flácida. Estadío de hemiplejia espástica.

Los primeros cuidados de los hemipléjicos incluyen cambios en la postura que el paciente adopta. Deben evitarse rigideces articulares y retracciones musculares. Es recomendable un acama dura y postura horizontal durante el mayor tiempo posible, para evitar flexiones indeseadas. Es necesario realizar movilizaciones pasivas de todas las articulaciones afectadas dos veces al día. Apenas es posible, se coloca al enfermo en posición sentado, para evitar pérdida del sentido del equilibrio. Posteriormente se procede a ponerlo de pie e intentar recuperar los movimientos de la marcha.

Artículo de Byron Pernilla

ASODISPRO

Personas Productivas con Discapacidad

Lo escrito en este artículo de ASODISPRO no debe utilizarse como prescripción médica o tratamiento de alguna condición y/o enfermedad. Ante cualquier duda se debe consultarse a un médico colegiado.

A la Memoria de Felix David Pernilla Chavez

© 2017 ASODISPRO. All Rights Reserved