Poliomielitis

La poliomielitis (o parálisis infantil) es una enfermedad infecciosa causada por 3 tipos de virus gastrointestinales. El poliovirus puede atacar el sistema nervioso y destruir el sistema nervioso y destruir las células nerviosas encargadas del control de los músculos. Las consecuencias del padecimiento pueden causar parálisis irreversible y en casos severos causar la muerte.

La transmisión del virus es por medio de secreciones de la garganta o nasales; aunque principalmente por la vía oral al tener contacto con alimentos contaminados o directamente con heces fecales. La persona que adquiere el virus puede seguir excretando dicho virus por varias semanas.

Síndrome Postpoiliomielítico (SPP)

Hay personas que habiendo padecido el virus, con los años experimentan nuevamente debilidad. No se trata de una reinfección, creyendo los investigadores que sucede debido a que algunas células nerviosas que controlan el movimiento de los músculos fueron dañadas por la Poliomielitis, algunas se recuperaron, mientras otras brotaron y asumieron las funciones de las dañadas; por lo que al haber duplicidad de funciones, con el paso de los años, estas se debilitan, sobreviniendo una nueva debilidad.

Prevención

Una vez declarada la infección no existe cura. Existen 2 tipos de vacunas contra la Poliomielitis (Jonas Salk y Albert Sabin) que al ser eficaces han logrado la erradicación del virus en muchos países, aunque aun hay países en vías de desarrollo que mantienen latente el virus. Por tanto es importante cumplir con el calendario de vacunación de recién nacidos que el ministerio de Salud Publica o el que el pediatra particular proporcione.

Artículo de Byron Pernilla

Lo escrito en este artículo no debe utilizarse como prescripción médica o tratamiento de alguna condición y/o enfermedad. Ante cualquier duda se debe consultarse a un médico colegiado.

ASODISPRO

Personas Productivas con Discapacidad

A la Memoria de Felix David Pernilla Chavez

© 2017 ASODISPRO. All Rights Reserved