Empleo

Accesibilidad de oportunidad

A fin de facilitar la contratación de personas con discapacidades y la conservación de los puestos de trabajo de los trabajadores que adquieran una discapacidad, los empleadores deberían tomar las medidas necesarias para mejorar la accesibilidad al lugar del trabajo de las personas con distintos tipos de discapacidades.

Por ejemplo: Acceso al centro de trabajo: aparcamiento, entrada, recepción. Circulación por el centro de trabajo: pasillos, puertas, ascensores. Acceso al puesto de trabajo. Uso de las zonas comunes: aseos (baños), almacenes, zonas de descanso, etc. En todos estos puntos hay que vigilar:

Que existan alternativas viables si una ruta no es accesible (por ejemplo, una rampa o ascensor para salvar escaleras). Que la ubicación de elementos auxiliares, decorativos o informativos (plantas, adornos, paneles, etc) no suponga un obstáculo a la circulación. Que no existan elementos que puedan obstaculizar el acceso o la movilidad: cajas, muebles auxiliares, sillas, papeleras, etc. Que las señales, indicaciones y avisos sean claras y fácilmente perceptibles.

En el caso de los baños, la adaptación de barras a los costados de la taza del baño para su utilización por personas parapléjicas seria ideal; a parte de cerciorarse respecto a la anchura de la puerta, para permitir la entrada de una silla de ruedas.

Debería considerarse que la accesibilidad incluye también la señalización, los manuales, las instrucciones sobre el lugar de trabajo y la información electrónica. Debería examinarse si estos elementos son accesibles, sobre todo cuando se trate de personas con deficiencias visuales y con discapacidades intelectuales.

En el caso de las personas con deficiencias auditivas, la accesibilidad comprende el acceso a la información que se transmite frecuentemente por medio de sonidos, como el tañido de una campana, una alarma contra incendios, un silbato o una sirena. Esos mecanismos deberían revisarse y, de ser necesario, complementarse con otros dispositivos, como por ejemplo, luces intermitentes.

Al pensar en mejorar la accesibilidad, los empleadores deberían consultar a las PCD y a servicios especializados de asesoramiento técnico, con el objetivo de asegurarse de que los cambios propuestos son convenientes y eficaces en función de los costes; en este campo ASODISPRO le ofrece asesoría.

Bibliografía:

La gestión de las discapacidades en el lugar de trabajo

Repertorio de recomendaciones prácticas de la OIT (Proyecto)

Ginebra, 2001

Diccionario de la Real Academia Española

Integración laboral de personas con discapacidad en las entidades financieras

Personeros con discapacidad de ASODISPRO.

Escrito y Editado por Byron Pernilla

ASODISPRO

Personas Productivas con Discapacidad

 

A la Memoria de Felix David Pernilla Chavez

© 2017 ASODISPRO. All Rights Reserved